Páginas

26 de noviembre de 2014

¿Con que tratamos las verrugas plantares y palmares?

Muy frecuente en el medio donde trabajamos encontrarnos con las verrugas palmares y plantares, una afección benigna que puede ser tratada en la APS y no necesariamente remitir a la Atención Secundaria.

Las verrugas son pequeñas neoformaciones cutáneas generalmente excrecentes, causadas por cualquiera de los más de 70 subtipos de virus del papiloma humano, que suelen desaparecer sin tratamiento después de un largo periodo de tiempo.
Las verrugas son causadas por una infección viral de las células de la capa superficial de la piel o mucosa. Su diseminación a través de la piel es frecuente, si bien, a diferencia de las verrugas genitales, no se suelen contagiar fácilmente de un individuo a otro. Técnicas moleculares como la hibridación de ADN han permitido identificar unos 80 serotipos diferentes de VPH, algunos relacionados específicamente con grupos particulares de verrugas y otros con demostrado potencial oncogénico.
Las verrugas comunes son lesiones muy frecuentes, particularmente en la edad infantil. Aunque pueden aparecer en cualquier localización,
tienen preferencia por la piel de alrededor de las uñas y el dorso de las manos. Suelen presentar una superficie rugosa y queratósica de color amarillo o grisáceo. Se asocian preferentemente a VPH-2.


Las verrugas plantares son con frecuencia dolorosas, aparecen en las plantas de los pies, generalmente en zonas de presión y no sobresalen de la superficie cutánea porque la presión al caminar las comprime y las empuja hacia adentro. La regresión después de pocos meses es frecuente en los niños, a diferencia de los adultos mucho más persistentes. Se asocian preferentemente a VPH-1 y VPH-4.


Tratamiento:
Teniendo en cuenta su carácter benigno no tenemos que ser agresivo. Hay varias formas de tratar, vamos a priorizar la que tenemos a nuestro alcance en el contexto.
1. Terapia Queratolítica: Esta se realiza con ácido láctico o ácido salicílico.
ÁCIDO SALICÍLICO, 100 MG/G, POMADA
ÁCIDO SALICÍLICO, 100 MG/ML, SOLUCIÓN  TÓPICA
ÁCIDO SALICÍLICO, 280 MG/G, PASTA
ÁCIDO SALICÍLICO, ASOCIADO A ÁCIDO LÁTICO, 170 MG + 150 MG/ML, SOLUCIÓN TÓPICA
Comerciales:
Duofilm (Sol con ácido Salicilico 165 mg/ml , Ácido Láctico 142, 5 mg/ml)












Duofilm (Crema con Ácido Salicilico 270 mg/g)


Duolfilm (Gel con Acido Salicilico 270 mg/ml)










 
 
Dermafree (Sol con Ácido Láctico 165 mg/ml y Ácido Salicílico 145,2 mg/ml)












Verrufilm (Solución con 16,7 % de Ácido Salicílico y Ácido Láctico)











¿Como aplicar el producto?
  • Antes de cada aplicación (generalmente en la noche) , macerar la piel de la zona remojando en agua tibia durante 5 minutos y secando  para posteriormente remover la queratina superficial, con lima de uñas.
  • Proteger la piel circundante con vaselina o curita, para evitar irritación perilesional.
  • Aplicar la solución sobre la lesión con pincel aplicador, dejar secar hasta que aparezca una película blanca.
  • Se recomienda realizar cura oclusiva con banda adhesiva, o similares hasta la noche siguiente en que se repite el procedimiento.
  • Se mantienen las aplicaciones hasta que la lesión desaparezca.
  • No se recomienda su aplicación en la cara u otras zonas de piel fina donde puede causar quemaduras si no se aplica correctamente.
  • No debe aplicarse en las mucosas y se ha de vigilar que no toque los ojos. Si esto ocurre accidentalmente deben irrigarse con agua corriente durante unos 15 minutos.
Otras terapias, en Atención Secundaria
1. Crioterapia.
2. Quirúrgico.
3. Láser de luz pulsada.
A continuación algunos materiales si desean profundizar en el tema.